Ortodoncis sitios > Vela y Lasagabaster > Blog > Odontología general > Las caries y el azúcar oculto de tu comida

Blog

  • Las caries y el azúcar oculto de tu comida

    Empezamos el día con un bol de cereales, un zumo y un yogur 0%. Sano, ¿verdad? Pues, en realidad, aunque estemos ingiriendo alimentos que nutricionalmente son buenos como los cereales, la fruta o los lácteos, cuando leemos la etiqueta de los productos, nos damos cuenta de que acabamos de consumir aproximadamente 70 gramos de azúcar libre; lo equivalente a 17 terrones de este adictivo dulce. Una verdadera llamada a las caries ya desde el desayuno.

    Azúcar en los cereales

    ¿Qué son las caries?

    Tanto si se lo preguntas a un niño como a un adulto, ambos definirán las caries como los pequeños agujeros que se forman en el diente por comer mucho azúcar.

    Sin embargo, para ser más precisos podemos definir la caries como aquella enfermedad caracterizada por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

    Y ¿qué significa esto? Pues que las bacterias que se alojan en nuestra boca generan un ácido que destruye el esmalte de nuestros dientes cuando entran en contacto con determinados carbohidratos.

    De entre todos los carbohidratos (glucosa, galactosa, fructosa, almidón, etc.) el favorito de las bacterias es precisamente la sacarosa, más conocida como el azúcar libre. Es por eso que lo primero que recomiendan los dentistas es eliminar las golosinas y los dulces en general. Sin embargo, otros alimentos como la fruta -que lleva fructosa- o la pasta, arroz, patatas, etc. -que llevan almidón-, también pueden ser causantes de caries si no se acompañan de una correcta higiene dental.

    Carbohidratos caries

    Factores que influyen en la producción de caries

    • Cariogenicidad del alimento: Tal y como hemos comentado, si un alimento contiene sacarosa será más cariogénico que uno que tenga fructosa; pero éste último será más cariogénico que un alimento que no sea carbohidrato.
    • La consistencia del alimento: Alimentos como las galletas, el chocolate, etc. cuentan con una consistencia que hace que sean más propensos a quedarse entre los dientes y por tanto, será más probable que puedan causar caries.
    • Grado de adhesividad: las gominolas, los frutos secos garrapiñados… todos aquellos alimentos con textura pegajosa serán más cariogénicos por su riesgo a adherirse a los dientes.
    • Frecuencia con la que se comen: Por mera cuestión de probabilidad, aquellos alimentos que más se consumen serán más cariogénicos que los que se consumen esporádicamente.
    • Momento del día en el que se consumen: La saliva, debido a su consistencia y composición, ayuda a arrastrar los restos de comida y neutralizar los ácidos producidos por la placa. Por eso, teniendo en cuenta que durante las comidas generamos mucha más saliva que entre comidas o por la noche, aquellos alimentos que consumamos entre horas o por la noche -cuando menos saliva generamos- se convertirán automáticamente en productos más cariogénicos.

     PH saliva caries

    ¿Cómo evitamos la aparición de caries?

    Para disponer de una buena salud bucodental y no padecer caries, es conveniente seguir los siguientes consejos:

    1. Sigue una dieta saludable: evita los productos (o lee los ingredientes de su etiqueta) y come alimentos naturales (frutas, verdura, huevos, carne y pescado) en su lugar. Así evitarás ingerir una gran parte de azúcar libre que va oculto en la mayoría de los productos envasados y/o precocinados. Además, puedes intentar reducir la ingesta de carbohidratos en favor de las proteínas y las verduras.
    2. Sé exhaustivo con la higiene dental: la higiene es incluso más importante que llevar una dieta saludable, ya que una mala higiene o la ausencia de ella puede provocar problemas más graves que la propia caries. Por eso, haz hincapié en aquellas zonas donde acumules más comida y válete de complementos como la seda dental o los irrigadores de agua para completar la higiene.
    3. Visita a tu dentista con regularidad: ya sea cada 10 meses o una vez al año, el dentista será quien mejor detecte incipientes problemas que pueden acortarse antes de que sea demasiado tarde.
    4. Toma un aporte de flúor: consulta a tu dentista si es necesario que tomes un extra de flúor en tu dieta, ya que hay lugares donde el agua potable lleva el suficiente flúor como para contrarrestar la acidez que provoca la placa bacteriana.

     

    Si todavía tienes dudas acerca de qué debes comer y qué no para evitar la formación de caries tanto en adultos como en niños, en Vela-Lasagabaster impartimos charlas formativas que te ayudarán en tu día a día. ¡Llámanos e infórmate!

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Clínicas Ortodoncis

Clínicas Vela y Lasagabaster

  • Vitoria 945 566 034
  • Logroño 941 893 766

Te llamamos

Acepto la política de privacidad

NOSOTROS TE LLAMAMOS

Para tu comodidad, déjanos tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo sin compromiso.

Acepto la política de privacidad

X
TE LLAMAMOS - PIDE CITA