El desgaste oclusal dentario es un problema común que afecta a muchas personas. Puede ser provocado por múltiples factores como la maloclusión, el bruxismo, los trastornos alimenticios y técnicas de cepillado inadecuadas. Detectar y tratar este desgaste es fundamental para evitar problemas estéticos y funcionales en la boca. Además, medidas preventivas adecuadas pueden ayudar a mantener una buena salud bucodental.

¿Qué es el desgaste dental?

El desgaste dental es un problema que afecta a la estructura de los dientes, causado por diversas razones. Se pueden identificar distintos tipos de desgaste dental, cada uno con características y consecuencias particulares:

Definición de desgaste dental

El desgaste dental es el proceso de deterioro de los dientes, que puede ser causado por varias razones como maloclusión, bruxismo, trastornos alimenticios o técnicas de cepillado inadecuadas.

Tipos de desgaste dental

  • Atrición: Consiste en el desgaste provocado por la fricción entre los dientes durante el contacto normal.
  • Abrasión: Se produce por acciones externas como el cepillado agresivo o el uso de objetos para morder.
  • Erosión: Resulta de la acción de ácidos presentes en la boca, que pueden ser endógenos o exógenos.

 

Causas del desgaste dental

El desgaste dental puede ser causado por diferentes factores, entre los cuales destacan:

Maloclusión dental

La maloclusión dental, o mala posición de los dientes, es una de las causas principales del desgaste dental. Cuando los dientes no encajan correctamente, pueden producirse contactos no deseados que generan atrición y desgaste en la estructura dentaria.

Bruxismo

El bruxismo es un hábito involuntario de rechinar los dientes que puede provocar un desgaste severo en la dentadura. Los síntomas del bruxismo incluyen dolor de mandíbula, cefaleas y sensibilidad dental. A largo plazo, el bruxismo puede ocasionar fracturas y pérdida de piezas dentales.

Síntomas del bruxismo

  • Dolor de mandíbula
  • Cefaleas
  • Sensibilidad dental

Consecuencias del bruxismo

  • Fracturas dentales
  • Pérdida de piezas dentales

Trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios como la bulimia pueden provocar erosiones químicas en los dientes debido a los ácidos presentes en los vómitos. Estos ácidos pueden desgastar el esmalte dental y afectar la estructura de los dientes, causando sensibilidad y deterioro en la salud dental.

Técnicas de cepillado inadecuadas

El uso de técnicas de cepillado inadecuadas, como utilizar cepillos muy duros o aplicar una presión excesiva al cepillarse, puede provocar un desgaste oclusal prematuro. Cepillar los dientes de forma agresiva puede desgastar el esmalte y dañar la estructura dental a lo largo del tiempo.

 

Signos y consecuencias del desgaste dental

El desgaste dental puede manifestarse a través de varios signos y tener diversas consecuencias en la salud bucodental, tanto a nivel estético como funcional.

Signos del desgaste dental

  • Dientes amarillos: El color amarillento en los dientes puede indicar desgaste oclusal.
  • Fisuras en la superficie dental: La presencia de pequeñas grietas en los dientes puede ser un signo de desgaste.
  • Reducción de la longitud de los dientes: Cuando los dientes se acortan, puede ser un indicio de desgaste dental.

Consecuencias del desgaste dental

Problemas estéticos

El desgaste oclusal puede provocar problemas estéticos como cambios en la forma y color de los dientes, lo que afecta la sonrisa y la apariencia facial.

Problemas funcionales

Además de los aspectos visuales, el desgaste dental puede causar problemas funcionales como dificultades en la masticación y habla, así como sensibilidad al frío y calor.

Sensibilidad dental

La sensibilidad dental es una consecuencia común del desgaste oclusal, ya que la exposición de la dentina puede provocar molestias al ingerir alimentos fríos o calientes.

 

Tratamientos para el desgaste dental

Los tratamientos para el desgaste dental son fundamentales para restaurar la funcionalidad y estética de la dentadura. A continuación, se describen las opciones más comunes:

Tratamiento de ortodoncia

  • La ortodoncia es un tratamiento utilizado para corregir la maloclusión dental.

Férulas de descarga

  • Las férulas de descarga son dispositivos que se colocan en la boca para proteger los dientes del bruxismo.

Carillas dentales

Las carillas dentales son una opción para restaurar la estética de los dientes desgastados.

Tipos de carillas dentales

  • Carillas de porcelana
  • Carillas de composite

Colocación de carillas dentales

  • El proceso de colocación de carillas dentales implica un estudio previo y un procedimiento específico en el consultorio dental.

Coronas dentales

  • Las coronas dentales se utilizan en casos de desgaste severo para proteger y fortalecer el diente.

Tratamiento de endodoncia

  • La endodoncia es un tratamiento necesario cuando el desgaste ha afectado la pulpa dental.

Estos tratamientos son cruciales para restaurar la salud y funcionalidad de los dientes afectados por el desgaste oclusal. Es importante consultar a un especialista para determinar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Medidas preventivas contra el desgaste dental

Higiene oral adecuada

Una higiene oral adecuada es fundamental para prevenir el desgaste dental. Algunas técnicas correctas de cepillado incluyen hacerlo con movimientos suaves y circulares, prestando especial atención a todas las zonas de la boca, tanto por la parte externa como interna de los dientes.

Uso de cepillos de cerdas suaves

Es recomendable utilizar cepillos de cerdas suaves para no ejercer una presión excesiva sobre los dientes y las encías. Los cepillos suaves son más suaves para el esmalte dental y permiten una limpieza efectiva sin dañar la estructura dental.

Reducción del consumo de alimentos y bebidas ácidas

Reducir la ingesta de alimentos y bebidas ácidas puede prevenir la erosión del esmalte dental, evitando el desgaste prematuro de los dientes. Es importante limitar el consumo de cítricos, refrescos, y otros alimentos que puedan afectar la salud dental.

Revisión dental periódica

Las revisiones dentales periódicas son cruciales para detectar a tiempo cualquier signo de desgaste dental y tomar medidas preventivas. Los profesionales de la odontología pueden identificar problemas incipientes y recomendar tratamientos adaptados a cada caso.

Importancia de las revisiones periódicas

Las citas periódicas permiten controlar el estado de la salud bucodental y prevenir problemas futuros. Detectar a tiempo cualquier signo de desgaste dental es clave para mantener una sonrisa sana y prevenir complicaciones mayores.

Frecuencia recomendada para las revisiones

Los expertos recomiendan acudir al dentista al menos dos veces al año para revisiones periódicas. Este seguimiento regular permite detectar cualquier anomalía en etapas tempranas, lo que facilita un tratamiento más efectivo y menos invasivo.

Consultar a un especialista

Ante la presencia de desgaste oclusal dentario es vital acudir a un especialista, que evaluará la situación y propondrá el tratamiento adecuado. A continuación se detallan los pasos a seguir:

¿Cuándo acudir a un especialista?

  • Si experimentas sensibilidad dental constante.
  • Ante cambios significativos en la apariencia de tus dientes.
  • Si notas una reducción notable en la longitud de tus dientes.

Evaluación del grado de desgaste

El especialista realizará una evaluación exhaustiva del desgaste oclusal, determinando el nivel de afectación en tus dientes y su impacto en tu salud bucodental. Se emplearán herramientas y tecnologías específicas para una evaluación precisa.

Plan de tratamiento personalizado

Una vez evaluado el desgaste dental, se establecerá un plan de tratamiento personalizado según tus necesidades. Dicho plan puede incluir ortodoncia para corregir la maloclusión, el uso de férulas de descarga para controlar el bruxismo, la colocación de carillas o coronas dentales, entre otras opciones.

Llámanos Vitoria 945 139 290 | Logroño 941 203 034. O si lo prefieres te llamamos: