La ortodoncia en los niños no solo se centra en alinear los dientes para una sonrisa estética; también juega un papel crucial en corregir y guiar el crecimiento mandibular. Este tratamiento temprano puede prevenir problemas dentales y faciales más complicados en el futuro. En Vela Lasagabaster, entendemos la importancia de abordar estos problemas desde una edad temprana, y a través de este artículo, te mostraremos cómo la ortodoncia infantil puede ser un aliado fundamental para el desarrollo saludable de tu hijo.

¿Qué es el Crecimiento Mandibular? 

El crecimiento mandibular es un proceso clave en el desarrollo facial que tiene una profunda influencia en la salud oral y general de un individuo. La mandíbula inferior, o mandíbula, no solo soporta los dientes, sino que también juega un papel significativo en la estética facial y en funciones vitales como hablar, masticar y respirar. Durante la infancia y la adolescencia, la mandíbula experimenta períodos relevantes de crecimiento que, si no se desarrollan correctamente, pueden llevar a varios problemas ortodónticos y ortopédicos.

Desarrollo y Complicaciones 

El crecimiento mandibular comienza antes del nacimiento y continúa activamente durante la infancia hasta la adolescencia. Este crecimiento debe ser proporcional y simétrico, pero diversos factores genéticos o ambientales pueden alterar este proceso. Problemas como el crecimiento excesivo, insuficiente o asimétrico de la mandíbula pueden resultar en maloclusiones, es decir, alineaciones inadecuadas de los dientes que pueden complicar la mordida. Las maloclusiones comunes incluyen:

  • Mordida abierta: donde hay un espacio vertical entre los dientes frontales cuando los dientes posteriores se cierran.
  • Mordida cruzada: cuando uno o más dientes superiores muerden por dentro de los dientes inferiores.
  • Sobremordida: caracterizada por una superposición excesiva de los dientes superiores sobre los inferiores.

Estas maloclusiones pueden afectar no solo la funcionalidad, como problemas para masticar o hablar, sino también la apariencia facial, dando lugar a una estética facial que puede impactar negativamente la autoestima y el bienestar emocional del niño.

 

La Importancia de la Intervención Temprana 

  1. Diagnóstico Precoz 

En Vela Lasagabaster, enfatizamos la importancia de las evaluaciones ortodónticas tempranas, recomendando una primera visita ortodóntica a la edad de 7 años. Este enfoque precoz permite a nuestros especialistas detectar cualquier irregularidad en el crecimiento y desarrollo de la mandíbula y los dientes. Al identificar temprano estos problemas, podemos planificar y ejecutar tratamientos que guían adecuadamente el desarrollo mandibular y dental, previniendo complicaciones mayores a largo plazo.

Beneficios del Tratamiento Temprano 

La intervención ortodóntica en las primeras etapas de la vida no solo corrige las maloclusiones existentes, sino que también ofrece beneficios preventivos sustanciales, tales como:

  • Guiar el Crecimiento de la Mandíbula: Los tratamientos pueden incluir aparatos funcionales que guían el crecimiento mandibular, asegurando que se desarrolle de manera equilibrada y armónica.
  • Prevenir Traumatismos Dentales: Los niños activos están en riesgo de traumatismos dentales, especialmente si los dientes frontales son prominentes debido a una mordida anormal. Corrigiendo temprano estas protrusiones, se reduce significativamente el riesgo de daño dental.
  • Mejorar la Estética Facial y Funcionalidad: Un tratamiento oportuno no solo mejora la apariencia, sino que también optimiza funciones esenciales como masticar y hablar, proporcionando una base sólida para el desarrollo dental futuro.
  • Reducir la Necesidad de Tratamientos Más Invasivos: Al tratar las anomalías mandibulares y dentales temprano, se puede disminuir la necesidad de procedimientos más complejos, como extracciones de dientes permanentes o cirugías ortognáticas en el futuro.

 

Técnicas de Ortodoncia para Corregir el Crecimiento Mandibular 

  1. Aparatos Funcionales 

En el tratamiento de la ortodoncia pediátrica, los aparatos funcionales juegan un papel crucial en la corrección de los desequilibrios del crecimiento mandibular. Estos dispositivos son generalmente removibles y están diseñados específicamente para ajustar y guiar el desarrollo de las mandíbulas de una manera controlada y efectiva. Son especialmente útiles en niños y adolescentes cuyo crecimiento y desarrollo todavía están en curso, proporcionando la oportunidad ideal para influir en la estructura ósea de la mandíbula.

Los aparatos funcionales aplican fuerzas suaves, pero constantes a las mandíbulas, lo que ayuda a modificar su posición y fomentar un crecimiento equilibrado. Dependiendo de la naturaleza del desbalance mandibular, estos aparatos pueden ser diseñados para estimular el crecimiento en mandíbulas que se desarrollan deficientemente o restringir el crecimiento en casos donde hay un desarrollo excesivo. Algunos de los dispositivos más comunes incluyen el Activador, el Bionator, y el Twin Block, cada uno adaptado para diferentes necesidades y tipos de maloclusión.

Beneficios de los Aparatos Funcionales:

  • Estimulación del Crecimiento Correcto: Estos aparatos pueden promover o restringir el crecimiento mandibular, asegurando que las mandíbulas crezcan de forma más proporcional y armónica.
  • Prevención de Problemas Futuros: Al corregir desequilibrios temprano, estos aparatos pueden reducir la necesidad de tratamientos ortodónticos más invasivos o cirugía en el futuro.
  • Mejora de la Función y Estética: El uso temprano de aparatos funcionales no solo mejora la función masticatoria y el habla, sino también la apariencia estética del perfil facial del niño.
  1. Brackets y Aparatos Fijos 

Mientras que los aparatos funcionales son excelentes para ajustar el crecimiento mandibular, los brackets y aparatos fijos ofrecen soluciones para problemas más específicos de alineación dental y ajustes finos en el crecimiento mandibular. Estos dispositivos son fundamentales en la fase de detalle del tratamiento ortodóntico.

Los brackets convencionales, combinados con aparatos especiales como barras palatinas o arcos extraorales, son utilizados para ejercer fuerzas específicas sobre la mandíbula y los dientes. Estos dispositivos pueden modificar activamente la posición de la mandíbula en niños en crecimiento, ayudando a corregir desviaciones significativas en la alineación.

Beneficios de Brackets y Aparatos Fijos:

  • Control Preciso: Permiten ajustes detallados en la posición de los dientes y la mandíbula, que no son posibles con los aparatos removibles.
  • Correcciones Complejas: Son efectivos en el tratamiento de maloclusiones severas y en la realización de ajustes complejos que requieren un control más riguroso.
  1. Terapia de Alineadores 

La terapia de alineadores transparentes se ha convertido en una opción popular para casos ortodónticos menos complicados o como seguimiento después de tratamientos más intensivos. Estos alineadores son prácticamente invisibles y se pueden quitar para comer y limpiar los dientes, ofreciendo una experiencia más cómoda y estéticamente agradable.

Aplicaciones de la Terapia de Alineadores:

  • Ajustes Menores: Ideal para realizar ajustes finos post-tratamiento principal.
  • Mantenimiento Post-Tratamiento: Ayudan a mantener los resultados obtenidos con tratamientos previos, asegurando que los dientes y la mandíbula permanezcan en sus posiciones correctas.

Beneficios de los Alineadores Transparentes:

  • Estética y Comodidad: Al ser casi invisibles, los alineadores ofrecen una solución discreta que es también cómoda para el paciente.
  • Facilidad de Uso: Al poderse remover, facilitan la higiene oral y no interfieren con la dieta del paciente.

 

Resultados Esperados y Seguimiento 

Al iniciar tratamientos ortodónticos durante la infancia, nuestro objetivo en Vela Lasagabaster no es solo corregir el crecimiento mandibular, sino también mejorar significativamente la función oral y la calidad de vida general del niño. Mediante visitas regulares, monitorizamos el progreso y ajustamos los tratamientos según sea necesario, asegurando que cada fase del desarrollo mandibular y dental se maneje con precisión y cuidado. Esta atención continua garantiza resultados duraderos que no solo mejoran la salud dental, sino también la confianza y el bienestar de nuestros jóvenes pacientes.

Si estás preocupado por el desarrollo mandibular de tu hijo o simplemente deseas asegurarte de que su crecimiento facial está en el camino correcto, visita Vela Lasagabaster para una consulta. Nuestro equipo de expertos está aquí para guiar y apoyar cada paso del desarrollo dental de tu hijo. Aprende más y programa una cita visitando nuestro sitio web. ¡Cuida el futuro sonriente de tu hijo hoy!

Llámanos Vitoria 945 139 290 | Logroño 941 203 034. O si lo prefieres te llamamos: